Sakurasou

Sakurasou no Pet no kanojo volumen 6 en español

Traductor: Jhonny Ochoa

Pausado temporalmente

Completado: 10% del total.

ln_v6

Capítulo 1 – Por qué podemos seguir llamando a casa

Parte 1

Aunque Sakurasou estaba más o menos en desorden y lleno de caos casi todo el tiempo, nunca había pensado que la situación fuera tan mala. Ni siquiera había contemplado la posibilidad de que Sakurasou desaparecería un día…

Por lo tanto, Sorata se sintió muy afectado por esto. Sus ojos se abrieron llenos de sorpresa y comenzó a cuestionarse si él había entendido mal las palabras de Chihiro.

Si lo que Chihiro decía era cierto, Entonces ¿Cómo sería su vida en el instituto a partir de ahora? Para Sorata, que todavía estaba en segundo año, todavía tenía todo un año por delante.

La imagen que tenía en su cabeza de entrar a su tercer año en Suiko comenzó lentamente a desmoronarse frente a él. Sin un lugar para alojarse, algún lugar que pudiera llamar casa, se dio cuenta de que el futuro que había imaginado ya no podía ser posible.

Sin embargo, incluso cuando se enfrentaron a este impactante desarrollo, excluyendo a Sorata y Nanami que habían expresado su sorpresa, los demás estaban inesperadamente calmados. Esto en cierto sentido debía de esperarse de los residentes de Sakurasou.

Misaki estaba teniendo un concurso de miradas con uno de los gatos de Sorata que había saltado sobre el comedor, mientras que Jin estaba reajustando sus gafas, esperando pacientemente las siguientes palabras de Chihiro. En cuanto a los otras dos personas… Mashiro y Ryunosuke, no se enteraron de lo que estaba ocurriendo. Mashiro incluso tomó un pequeño ponqué de los aperitivos que estaban en el centro de la mesa y empezó a mordisquearlo, mientras murmuraba “Esta bueno”. Ryunosuke, como de costumbre, estaba escribiendo en el teclado de su portátil como si nada hubiera sucedido.

Sus reacciones, después de todo, le hicieron preguntarse si había malentendido a Chihiro. No, si la había oído y la reacción de Nanami era prueba de ello.

— ¿Qué está pasando, Sensei?

Sorata miró a Chihiro esperando una explicación, ya que sabía que ella era la única persona que podía darle una respuesta.

Su mirada se centró en los labios de Chihiro que se separaron lentamente.

Sin embargo, lo que salió fue la voz de otra persona.

Misaki se puso de pie con energía y lanzó una señal de victoria con su mirada. El gato de antes se quedó sorprendido y se fue corriendo.

— ¿Eh?

Sorata expresó su sorpresa por la situación que sólo era cada vez más loca y extraña. ¿Realmente algo acerca de toda esta situación merecía tal reacción de júbilo?

— ¿Qué pasa?

Existe una posibilidad de que la forma de pensar de Misaki pueda ser aún más incomprensible que la razón detrás de la inminente demolición de Sakurasou.

— ¡Kouhai-kun, no estabas escuchando a Chihiro! ¿“Siempre presta atención a tus maestros”, no te enseñaron eso en la primaria?

Mashiro devolvió la mitad del ponqué que le había dado bocado a su caja original y se sentó en silencio. Sus expresiones faciales no habían cambiado en absoluto a lo largo de todo ese incidente, no había manera de saber si ella realmente entendía la situación.

Por el contrario, Nanami apretó sus puños que estaban sobre la mesa y parecía estar tratando de resistir algo.

Sorata volvió a mirar a Chihiro, sintiéndose aún más confuso.

Chihiro se limitó a suspirar lentamente, como si se hubiera dado por vencida.

—Se ha decidido que Sakurasou será demolido este año.

Ella repitió esas palabras una vez más.

Era como si Sorata hubiera percibido la gravedad de la situación. El hecho de que Sakurasou con el tiempo va a ser demolido…

Cuando finalmente llegó a comprender esta verdad, Sorata reaccionó impulsivamente, siendo controlado por sus emociones. Se sentía como si estuviera ardiendo lentamente y al mismo tiempo sentía una energía dentro de él, como si fuera a estallar en cualquier momento. Una descarga de electricidad parecía pasar a través de él y se preguntó, casi para sí mismo, con una voz suave y baja:

— ¿Por qué?

—A juzgar por el mal estado en que se encuentra este edificio, se ha considerado que es demasiado peligroso para los estudiantes que viven aquí.

Chihiro continuó con calma.

—Aun así, ¡¿por qué sucede esto tan de repente?!

Sorata se inclinó hacia delante, casi de pie mientras decía eso.

— ¿¡Quién aprobó eso!?

—Un profesional.

Chihiro respondió con frialdad.

— ¿Cuando?

Sorata continuó, sin esperar una respuesta:

—Yo no vi ningún profesional que haya llegado recientemente.

Al mismo tiempo, dirigió su mirada hacia Nanami y Misaki.

—No he visto uno.

—Yo tampoco…

Incluso Mashiro afirmó que nunca había visto uno.

—Por supuesto que nadie llegó a verlos. Los deje que vinieran a comprobar la condición de este lugar durante las vacaciones de invierno.

—Las vacaciones de invierno… no me digas…

Chihiro le había ordenado a todos los residentes de Sakurasou que regresaran a sus respectivas casas durante las vacaciones de invierno. Sorata recordó que Chihiro le había dicho que estaría en el extranjero durante ese período, por lo que no podían quedarse ya que no tenían la supervisión de su maestro, pero ¿Su verdadero motivo para sacarlos fue debido a que el edificio debía ser inspeccionado?

Por otra parte, no parecía que Chihiro hubiera viajado a Australia en absoluto, por lo que ella habría estado en Japón durante su descanso…

— ¡Usted nos mintió!

Sorata gritó.

Mashiro le lanzó una mirada, probablemente porque ella se sorprendió, pero no tenía tiempo para estar prestándole atención a sus preocupaciones.
—Ese parece ser el caso.

Chihiro dijo con indiferencia.

— ¡Sensei!

—Cálmate un poco, Sorata.

Jin, que había estado sentado y pensando en silencio, lo detuvo.

—Algo parece extraño en todo esto.

— ¿Qué quieres decir?

—No voy a negar que Sakurasou está en mal estado, pero no esta tan mal como para ser evacuado inmediatamente. Debemos entender esto al máximo, ya que somos nosotros los que vivimos aquí.

—Um…

Al igual que como Jin lo ha dicho, el lugar esta de hecho deteriorado, pero algo no parece estar del todo bien.

—Sakurasou sigue siendo habitable.

Mashiro dijo en voz baja. Ella parecía estar escuchando, al menos por ahora.

—Incluso si este lugar realmente va a ser demolido, ¿por qué no pueden simplemente esperar hasta que se gradúen los del año de Sorata? Los miembros de la junta son todos adultos, por lo que estoy seguro de que pueden esperar pacientemente un año más. Después de todo está dicho y hecho, ellos pueden hacer lo que quieran con el lugar después de que este vacío, ¿Esto no reduciría cualquier molestia potencial?

Jin dirigió su mirada hacia Chihiro de forma significativa.

—Además, Chihiro debe saber que si se tomó la decisión de demoler este lugar sin consultarnos a nosotros, sin duda esperaran nuestras protestas.

—…

Chihiro se mantuvo en silencio y ella se quedó en el centro del comedor, al parecer, evitando la mirada de Jin.

—Ahora, todo esto hace que uno se pregunte si hay algo más, algo más urgente, ¿que ha causado que tomen esta decisión?

En ese instante, Chihiro parecía haber mirado a Mashiro. No, sus ojos deben haber estado jugándole una mala pasada. Incluso si lo hubiera hecho, Sorata no podía pensar en una razón detrás de ella para hacerlo.

—La razón de por qué las cosas parecen precipitadas se debe a que la decisión acaba de ser tomada hoy. No hay nada más que decir.

Chihiro respondió con franqueza. Su comportamiento quebradizo, pareció disuadir a los demás de hacer cualquier otra pregunta. Su mirada también dio a entender que ella no deseaba más preguntas.

— ¿Hoy?

Jin le dijo otra pregunta con voz alegre, optimista, como si quisiera agravarla.

—No hagas preguntas sin sentido, todo ya ha sido aprobado y decidido por el consejo.

Sin embargo, Chihiro era un hueso duro de roer. De lo que estaba oyendo, Sorata sintió que las preguntas de Jin eran perfectamente razonables. Existía una posibilidad muy alta de que Chihiro estaba ocultando algo. A pesar de esto, ni su expresión ni su voz dio ninguna pista de que ella lo pudiera estar haciendo.

—No se preocupen. Kanda, Aoyama, Akasaka y Mashiro, ya tienen la aprobación para que se desplacen de nuevo a los dormitorios normales.

Su tono era plano.

— ¡A nadie le importa eso ahora!

Sorata golpeó la mesa con sus manos y se puso de pie, permitiendo brevemente que sus emociones se apoderaran de él.

Dirigió su ira y su frustración hacia Chihiro.

—…

El silencio de Chihiro creó una pequeña abertura para que pudiera hablar.

—También he recibido el permiso para que puedas continuar la crianza de tus gatos allí.

— ¡Te acabo de decir, eso no es lo que me preocupa!

—Eso es todo lo que tengo que decir. Lo siento por tomar su tiempo, esta reunión queda aplazada.

Chihiro terminó la conversación antes de tiempo y se levantó para salir de la habitación.

— ¡Sensei!

Chihiro ignoró los gritos de Sorata y salió del comedor hacia su propia habitación, cerrando la puerta detrás de ella mientras lo hacía.

Sólo seis estudiantes permanecieron en el comedor.

—…

Nadie habló mientras todo el mundo estaba pensando en la situación actual y ese silencio siguió por un breve tiempo.

—Bueno, las cosas han llegado a ser problemáticas.

Jin elevó su voz, dirigiendo su declaración a nadie en particular.

—Voy a convencer al director.

Misaki de repente se disparó y se dispuso a lanzarse fuera de la habitación, pero Jin la agarró con rapidez de su hombro y la arrastró de nuevo a su asiento.

—No hagas eso, Misaki.

— ¡Por qué!

—Si lo haces, todo lo que harás es provocar la ira del director. En estas circunstancias, empeorar la situación actual no sería precisamente un movimiento muy inteligente. Necesitamos conocer todos los detalles del embrollo, por favor, se una buena chica, ¿de acuerdo?

— ¿Eh?

Misaki parecía infeliz, pero al menos parecía haber renunciado a su plan de lanzarse hacia fuera y encontrar al director. Ella apretó sus labios y abrazó sus rodillas, comenzó a mecerse hacia adelante y hacia atrás en su silla. De repente, sonrió una vez más, siendo una expresión aún más brillante que la anterior.

— ¡Ok, vamos a tener otra reunión! ¡La primera línea de defensa de Sakurasou está a punto de ser revelada!

—Antes de eso, debo confirmar algo.

— ¿Qué cosa?

Las miradas de Sorata y de Jin se habían encontrado, Sorata respondió en lugar de todos los demás.

—Dejando a un lado a Misaki y yo, que nos vamos a graduar pronto, ¿los demás están bien con esto? No deben olvidar que se trata de una oportunidad única en la vida para poder volver a los dormitorios normales.

—Por supuesto, pero…

Justo cuando Sorata estaba a punto de expresar su desdén, Jin prosiguió.

—Los dormitorios normales no sólo están muy bien diseñados, ustedes no tendrán que preocuparse por el viento que se filtra por las rendijas de las ventanas, las puertas no se derrumban como lo hacen aquí y sobre la comida, serán atendidos por las señoras de la cafetería. En comparación con Sakurasou, es una gran mejora. Por supuesto, también tendrán más tiempo para que todos ustedes trabajen en sus respectivos intereses. Por ejemplo, Sorata, sin todas estas diligencias en tu camino, puedes practicar las propuestas relacionadas con la programación y codificación de tu juego en tu tiempo libre.

Sus puntos eran realmente válidos. Además, no es que le importara realmente de todos modos, pero si fueran a pasar a los dormitorios normales, los otros estudiantes probablemente hablarían a sus espaldas.

—No deben decidir de manera impulsiva, ¿no es mejor si toman todas estas cuestiones en consideración antes de tomar su decisión?

—Yo…

Sorata quería expresar su opinión, pero se detuvo a mitad de camino con el fin de calmarse. Jin le acababa de decir que no dejara que sus emociones lo consumieran.

Cerró los ojos y respiró profundamente.

Tras reordenar sus pensamientos lentamente y su ira por un breve tiempo, trató de mantener la calma y poco a poco abrió sus ojos de nuevo.

—Aun así, quiero seguir permaneciendo en Sakurasou.

— ¿Por qué?

Jin le preguntó.

—Es cierto, Sakurasou es un lugar muy deteriorado, hace frío en invierno y calor en verano. Los pisos de los pasillos chirrean desagradablemente cada vez que camino y en ocasiones los tablones se desprenden por completo. La puerta de mi habitación se derrumba con facilidad, y las cerraduras no funcionan para nada, lo que nos deja sin privacidad.

—Además, cuando llueve, el techo del segundo piso tiene fugas…

Nanami añadió.

Podrían seguir para siempre con la lista de todos los inconvenientes a los que se enfrentan mientras viven en ese lugar. Una vez en el invierno, no había agua caliente; una vez en el verano, algunas abejas construyeron una colmena en el balcón, provocando un caos masivo. Las malas hierbas brotaban a un ritmo alarmante rápido si el jardín se dejara sin supervisión. En Sakurasou, había todo tipo de problemas que los estudiantes en los dormitorios normales no tienen que hacerles frente.

Sorata había encontrado inicialmente todos estos problemas molestos y él quería volver a los dormitorios normales. En aquel entonces, incluso tenía un trozo de papel con las palabras “¡Debo escapar de Sakurasou!” pegado en una de las paredes de su habitación.

Sin embargo, ahora todo era diferente. Ahora, incluso cuando hacer las cosas aparentemente mundanas como ir a los baños cercanos, con todos los demás, lo encontró interesante y agradable. Aunque él no quiere hacerle frente a un problema similar de nuevo, siempre se encontraba sonriendo cuando pensaba en el incidente con la colmena. Tampoco podía olvidar el dulce olor de la barbacoa después de haber limpiado todas las malas hierbas en el patio delantero. Quería experimentar todo eso de nuevo.

No sabía si era porque finalmente se había dado cuenta de que Misaki y Jin se van a graduar. Sorata comenzó a sentir que su vida diaria, que había pensado inicialmente que era normal y trivial era cada vez más valiosa para él.

—Cuando finalmente me di cuenta…sentí que todas las cosas molestas a las que nos hemos enfrentado todos juntos se convirtieron en recuerdos. Entre más problemática haya sido la situación, más claramente la recuerdo.

—Mm, eso es correcto. Desde que llegué a Sakurasou, he estado yendo a través de todo a un ritmo sorprendentemente rápido.

Nanami concertó con suavidad.

—Si Sakurasou fuera a desaparecer un día, se sentiría como si todas las cosas importantes desaparecieran, así que…no quiero que eso suceda.

—Ya veo. Entiendo cómo ustedes dos sienten. ¿Y tú, Mashiro?

Mashiro… parecía estar mirando al vacío.
—Hey, Shiina.

— ¿Hmm?

— ¿Entiendes lo que está pasando?

—Lo entiendo.

—En serio…

Era difícil de creer.

—Si una pregunta de elección múltiple surge de esto, definitivamente seré capaz de hacerlo bien.

—Eso significa, básicamente, ¡Apenas entiendes la mitad de la situación!

—No me trates como una idiota.

— ¡Yo sólo lo dije debido a que has mencionado la parte de la pregunta de opción múltiple!

Mashiro lo miró con tristeza, como si ella quisiera que le preguntara.

— ¿Cuatro opciones estarían bien?

—Dos.

— ¡Simplemente solo vas a adivinar! ¡Olvídalo!

—Sakurasou va a desaparecer.

Parecía que tenía una comprensión básica de la situación.

—Sí. ¿Sabes lo que eso significa para ti?

—Voy a estar viviendo con el resto de ustedes en los dormitorios normales a partir de abril.

—…Hmm, ¿parece que lo entiendes después de todo?

Sin embargo, Mashiro parecía estar demasiado tranquila.

—Mashiro, hombres y mujeres están separados en los dormitorios normales, así que Kanda-san no será capaz de despertarte cada mañana, ordenar tu ropa y prepararte la comida.

— ¿En serio?

Mashiro dirigió su mirada directamente hacia Sorata.

—Ese parece ser el caso. A los hombres se les impide entrar en los dormitorios femeninos y viceversa. Los edificios están separados, así que si van a los dormitorios normales, ustedes no serán capaces de permanecer juntos como lo hacen ahora. Básicamente se trata de separar sus caminos.

Pero si es así, ¿quién se encargaría de Mashiro? Se sentiría mal si Nanami tuviera que asumir la responsabilidad.

—Caminos separados…

Mashiro se hundió profundamente en sus pensamientos.

—Sin Sorata, me sentiré muy problemática.

Algo en su conclusión parecía un poco apagado.

—Sakurasou es mejor.

Dejando eso de lado por ahora, parecería que Mashiro también había comprendido que no querían que Sakurasou desaparezca.

—Lo que significa que Mashiro también está de acuerdo. Ahora solamente queda Ryunosuke.

La persona en cuestión estaba tecleando frenéticamente en su ordenador portátil y no parece haber estado escuchando.

— ¡Entendido, ahora vamos a comenzar la segunda línea de defensa de Sakurasou!

¿Cuándo terminó la primera?

—Lo que sea, olvidemos a Ryunosuke por ahora. En este momento, Sorata, te dejo manejar esta reunión.

Jin empujó con indiferencia su responsabilidad a Sorata, por supuesto, sintieron que no podían simplemente ignorar a Ryunosuke.

— ¿Por qué yo?

—Bueno, ya que eres el único que está de pie y pareces demasiado enérgico.

— ¡No es por eso que estoy de pie!

La verdadera razón era porque simplemente se había olvidado sentarse de nuevo después de intentar detener a Chihiro antes.

—Olvídalo, en realidad no es que esté de acuerdo de todos modos… ejem, así que, vamos a tener sesión de lluvia de ideas para salvar a Sakurasou. Si alguno de ustedes tiene alguna objeción, por favor, levanten la mano.

—Puesto que ya lo ha decidido la junta, esto va a ser un verdadero dolor de cabeza.

Jin habló sin ni siquiera levantar su mano.

—Sí.

Él estaba en lo correcto. Si iban en contra de toda la Junta, sólo convencerán al director de que no son muy útiles. Para empeorar las cosas, Sorata ni siquiera sabía quiénes son los miembros de la junta.

—Además, con respecto a lo que Mitaka-senpai dijo antes, algo de esa conversación parecía muy sospechoso. Yo también siento que todo esto parece demasiado apresurado… si hay otra verdadera razón detrás de esto, sin duda me gustaría saber cuál es.

Nanami fue la siguiente en expresar su opinión.

Sus puntos parecían válidos superficialmente, pero lo más importante es que si hay un motivo oculto detrás de todo este asunto, sería más fácil para Sorata y los demás manejar la situación. Si las malas condiciones de vida en Sakurasou aparentemente son una amenaza, sus palabras tranquilizadoras no harían mucho bien en solicitarle a la escuela suspender sus avances, ya que la decisión sería vista como un acto considerado por parte de la escuela para salvaguardar su bienestar.

— ¿Pero, realmente son es eso?

Jin cruzó sus manos detrás de su cabeza y miró hacia el techo.

—Jin-senpai, ¿qué se supone que significa eso?

—Me parece que si realmente hay otra razón por la cual Chihiro intencionalmente nos este ocultando, hay una posibilidad de que ella piensa que es mejor que no sepamos que es. Sólo piénselo, si no es algo que ella piense que es mejor mantenerlo en secreto, ¿existe la necesidad de que ella se mantenga en silencio?

—Um… si es una razón legítima, en realidad ese podría ser el caso. De cualquier manera, esta situación todavía me hace sentir muy incómodo.

Ella quiere una razón más convincente.

—Hmm, de todos modos, Ryunosuke, ¿cuál es tu opinión sobre esto?

Sorata frunció el ceño y le dirigió una pregunta a Ryunosuke.

—Si tuviéramos que mirar las actas de las sesiones de la junta, la verdadera razón detrás de la demolición debe estar escrita en algún lugar.

Jin casualmente pronunció algo completamente inesperado.

— ¡Usted no puede hacer eso! ¡Mitaka-senpai! ¡Eso es un crimen! ¿No le dijiste a Kamiigusa-senpai que no se metiera en problemas?

Nanami entró a toda prisa en la conversación.

—Está bien, ya que es Ryunosuke de quien estamos hablando. Estoy seguro de que no dejara ningún rastro.

— ¡Eso no es lo que debería preocuparnos!

—Interesante, Aoyama-san, parece que su personalidad estoica todavía no ha cambiado en lo más mínimo, incluso después de estar aquí por un largo periodo de tiempo.

—Me parece bastante normal, en realidad.

Mientras tanto, Ryunosuke permaneció en absoluto silencio y sus dedos hábilmente pasaban sobre el teclado de su ordenador portátil.

—Hablando de eso, ¿Qué ha estado haciendo Akasaka-san todo este tiempo?

Si los ojos de Sorata no se equivocaban, estaba analizando actualmente la información sobre alquiler de viviendas.

—Estaba pensando acerca de dónde debería irme.

—Por qué lo harías…

—Los dormitorios normales asignan dos estudiantes por habitación, demasiado apretado. Si quiero arrastrar todo el equipo de mi habitación como mis unidades centrales de procesamiento, monitores, etc., estoy dispuesto a apostar que no hay absolutamente ninguna manera de que otro estudiante pueda encajar. Esa fue la razón por la que vine a Sakurasou en primer lugar.

—Entonces, ¿¡qué pasa con esa búsqueda de casas en alquiler!?

— ¿Kanda, no escuchaste lo que dijo Chihiro-sensei? ¿O si eres simplemente incapaz de entender sus palabras? ¡Qué molesto!
Ryunosuke lo miró con condescendencia.

— ¡Habla por ti mismo!

—Qué grosero.

—Además, ¿¡qué pasa con la destrucción de Sakurasou!? ¿¡Quieres decir que no te importa que este lugar sea derribado!?

—Qué pregunta más tonta. No hay nada ni bueno ni malo. Sakurasou va a ser demolida por este año y eso es todo.

—Así que, ¿No es exactamente eso el por qué estamos todos sentados teniendo esta discusión?

—Es sólo una pérdida de tiempo. No creo que seamos capaces de encontrar una manera plausible de convencer a la junta de revertir su decisión.

—Eso es…

Tenía razón, no tenían ni la menor idea de qué hacer.

—…

Un silencio anticipado llenó el comedor.

—Sólo hay una opción… pero es básicamente imposible.

Nanami habló, eligiendo cuidadosamente sus palabras. Ella sacó el manual del alumno de uno de los bolsillos de su chaleco, volteado una de las páginas en el extremo posterior y lo puso sobre la mesa del comedor, así todos podían ver lo que estaba escrito en él. Ella señaló una de las reglas que allí estaban indicadas.

Lo que estaba escrito allí era…

”En cuanto a las decisiones tomadas por la escuela, si más de dos tercios del alumnado se opone a ello, tienen el derecho de proponer una alternativa.2

—Eso que significa…

—Si somos capaces de recoger las firmas de por lo menos dos tercios del alumnado y convertirlas en una especie de petición, podemos pedir a la junta que reconsidere su decisión y salve Sakurasou.

Jin respondió en lugar de Nanami.

— ¡Eso está muy bien, Nanamin!
Misaki se lanzó sobre Nanami con un inmenso abrazo, aterrizando justo sobre su objetivo. Nanami que no pudo defenderse de este ataque sorpresa se cayó de su silla mientras gritaba por la sorpresa y rodó por el suelo.

Los demás, comenzaron a escuchar ruidos procedentes de debajo de la mesa del comedor.

—Espera un segundo, Kamiigusa-senpai! ¿¡Por qué estás tocando mis pechos!?

— ¡Porque ahí es donde estas las montañas!

— ¡Si quieres hablar de montañas, mejor tócate las tuyas! ¡No, espera, o-olvídalo, déjame!

—Si me dices que lo olvide, lo tomaré como un consentimiento de que puedo hacerlo la próxima vez…

— ¡Eso no es lo que quise decir! Ah, no lo hagas…

—Oh, Nanamin, pervertida…

—Hmm, dicen que es muy bueno recordar algo como esto, Aoyama-san. Esto es lo que yo esperaba de ti.

Jin logró continuar la discusión con una cara seria a pesar de la extraña atmósfera que empezaba a extenderse por toda la habitación.

—Estoy bastante seguro de que todos han leído el manual del estudiante por lo menos una vez cuando entramos en este lugar.

Nanami que finalmente había escapado de las garras de Misaki salió de debajo de la mesa. Parecía como si hubiera sido atrapada por un tornado, pues parecía completamente agotada.

—La única persona que podría seguir órdenes, es Aoyama-san, ¿verdad? Ah, también lo haría el antiguo Presidente del Consejo Estudiantil…

Jin comenzó a murmurar para sí mismo.

—Idiotas.

Ese insulto vino de Ryunosuke, que todavía estaba buscando viviendas en alquiler.

— ¿Quién es el idiota?

Nanami reajustó su uniforme y miró a Ryunosuke con desagrado.

—Dijeron: “No creo que seamos capaces de encontrar una manera plausible”. ¿Qué parte de la idea de la cola de caballo era plausible en lo más mínimo? No deben olvidar que más de un millar de estudiantes estudian aquí. Eso significa que necesitamos unas setecientas firmas.

—Es posible.

Sorata respondió y Nanami asintió vigorosamente en señal de aprobación.

Sin embargo, Ryunosuke sólo parecía haberse vuelto más molesto.

—Dado que no parecen entender la situación, incluso cuando se enfrentan estos números, voy a tratar de explicarlo más fácil. Dos tercios de la escuela son sobre todo los estudiantes de primero y segundo año.

—Yo sé eso.

—Los estudiantes de tercer año están a punto de salir, así que las personas que acabo de mencionar son ahora los únicos estudiantes aquí, ¿lo entienden?

—… Aun así, las posibilidades de éxito para nosotros no son cero.

Puesto que no había otros métodos plausibles, su única esperanza era apostar por esta petición, no importa lo poco realista o difícil que pueda ser para ellos.

—Lo que has dicho, Kanda, no es más que presumir sin fundamento tu determinación. No estoy tan aburrido como para desperdiciar mi precioso tiempo en una actividad tan estúpida como esta.

—Por lo tanto, ¿sólo vas a renunciar? ¿No?

—Kanda, tienes que calmarte. Tu tiempo es mucho más valioso que el mío en este momento. ¿Los preparativos para tu propuesta han sido completados totalmente?

—…

Sorata quedo momentáneamente sin habla. Ryunosuke se le había adelantado.

—… Por supuesto, también tengo que lidiar con eso.

—Si al final fallas debido a que perdiste tiempo en hacer cosas inútiles como esta, no vengas a mí llorando.

—Así que lo que estás diciendo es que mi próxima propuesta es extremadamente importante, ¿ya aceptaste que Sakurasou va a ser demolida y abandonada?
—Eso es lo que estaba tratando de decir desde el principio. Si tienes el tiempo y las ganas para protestar en contra de algo que ya ha sido decidido, también puedes usar ese tiempo y esfuerzo en algo mejor, algo que en realidad sea viable, algo que pueda producir resultados reales.

— ¿¡Que se supone que significa eso!?

—Lo hice tan simple para ti y todavía no lo entiendes. Esa es una verdadera sorpresa. Kanda, subestimas panel de los jueces de esa compañía.

—Por supuesto que no.

—Incluso en el mundo laborar, esa compañía, es especialmente famosa por hacer preguntas particularmente difíciles durante sus entrevistas y similares. He oído que incluso tienen un apodo, la “empresa DA”.

—Ya he oído todo acerca de eso por parte de Kazuaki-san.

— ¿Así que ya deberías saberlo? “D” significa “Death” y “A” es “Alive”.

La revisión de la propuesta de Sorata es esencialmente una reunión que decidirá la supervivencia del proyecto en cuestión. Si el proyecto se aprueba, sin duda será producido y puesto en libertad, pero si es lo contrario…Death. Al igual como la dicho Ryunosuke. Fin del juego.

Las propuestas que en realidad pasaron por esta infernal fase de selección aparentemente solo eran menos del diez por ciento de todo el lote.

—Así que, Kanda, será ocupado con esta petición y los otros candidatos, sin duda, también están preparándose, gastando todo su tiempo y esfuerzo en sus propuestas. Frente a estos oponentes, Kanda, ¿realmente crees que serás capaz de superarlos usando solo tu tiempo libre para trabajar en la propuesta? Eres inesperadamente un engreído.

— ¡Eso no es verdad!

Él sabía que tenía que poner todo lo que tenía en su propuesta, tal como lo había hecho la última vez…

—Si eres realmente serio acerca de esto, ¿no deberías tener la fuerza de voluntad para ser capaz de dejar todo esto a un lado y dar todo lo que tengas?

La mirada de Ryunosuke parecía haber cambiado brevemente hacia Mashiro.

Sorata sabía exactamente lo que significaba ese cambio, estaba tratando de decirle que tenía un buen ejemplo de alguien justo en frente de él que era capaz de hacer eso. Mashiro, había dedicado su vida a la pintura hasta ahora, no había cambiado en lo más mínimo a pesar de que ahora dibujaba manga en su lugar. Dar lo máximo en este caso significaba poner todo su esfuerzo en lo que importaba más en esta situación.

Su futuro y el de Sakurasou, colocar estas dos cosas en una balanza y darles un peso a los dos no será una tarea fácil. Ambos eran igualmente importantes.

—Eso es todo lo que tengo que decir.

—…

Ryunosuke dejó atrás al Sorata que todavía seguía sin palabras y lentamente se levantó de su asiento, cerró su portátil y volvió a su habitación.

Ni Mashiro, ni Nanami, ni Misaki, ni Jin dijeron nada durante todo su dialogo.

— ¡Lo entiendo perfectamente!

Sorata golpeó sus puños sobre la mesa del comedor, pero el dolor sólo vino a él un rato más tarde.

—Sorata.

— ¿Qué pasa?

Sorata levantó su vista sólo para ver a Jin, mirándole fijamente.

—Mantente al margen de esto.

El corazón de Sorata dio un vuelco ante las inesperadas palabras de Jin. El choque se extendió por todo su cuerpo, como si varias cuerdas jalaran de él con fuerza.

Sacudió esta sensación de opresión y respondió con fuerza en el instante siguiente:

— ¡No, yo voy a ayudar!

— ¿Estás seguro? Con respecto a tu situación actual, creo que seguir el consejo de Ryunosuke es lo mejor.

—Estoy seguro de que puedes poner el esfuerzo suficiente para ambas cosas, ¡así que asegúrate de trabajar duro y hacer bien tu propuesta!

—No, yo ayudaré. Iré con todos ustedes.

Sorata lo dijo claramente, acentuando cada sílaba, como si quisiera perforar sus pensamientos en las cabezas todos los presentes.

—Porque yo no seré capaz de vivir conmigo mismo si tuviera que dejar pasar todas las cosas de esta manera.

— ¿Eso es porque Sakurasou va a ser destruido?

Nanami le preguntó.

—Esa es la mitad.

— ¿Y la otra mitad es…?

—Lo que dijo Ryunosuke probablemente sea correcto. Aun así, no estoy de acuerdo con su manera de pensar ni de hacer las cosas, así que me conformo con hacer todo esto a mi manera.

—Si es así, tienes que asegurarte de que tu propuesta pase la decisión del jurado sin importar qué.

—Entendido.

— ¡No importa qué pase! ¡Tenemos que salvar a Sakurasou, Kouhai-kun!

Sorata asintió vigorosamente en dirección a Misaki.

—Entonces, todo está decidido.

—Mm, ¡estaremos comenzando las operaciones de defensa para proteger Sakurasou a partir de mañana por la mañana! ¡Kouhai-kun! ¡Asegúrate de despertar temprano!

—Te lo ruego, por favor no me despiertes otra vez a las tres de la mañana.

— ¡Si es así, entonces voy a despertarte a las dos y media!

— ¡Por supuesto que no! ¡Eso es todavía es casi en medio de la noche! ¡Por todos los cielos!

Parte 2

Al día siguiente, Sorata, fue despertado por Misaki a las cinco de la mañana y luego cruzó las puertas de la escuela Suiko una hora más tarde.

Sorata, Nanami, Mashiro, Jin y Misaki se pusieron sus zapatos de interior y se dirigieron hacia la oficina del director.

Necesitaban hablar con eldirector para cambiar las cosas, pero el problema era que el propio director insistía en ser el primeroen llegar a la escuela todos los días.
La última vez que Sorata había estado en la oficina del director fue cuando lo exiliaron hacia Sakurasou, pero por alguna razón sentía que la oficina era más pequeña de lo que había recordado.

Cuando anunciaron su llegada, el director los miró con cierta ironía.

— ¿Todos tienen alguna petición?

— ¿Podemos obtener su permiso?

—…

El director frunció el ceño, posiblemente porque no quería aprobar su solicitud. Parecía bastante impresionado, tal vez porque no esperaba que Sorata y los demás siguieranlos protocolos escolares.

—No obstante, la cuestión ya ha sido repasada y aprobada por el Consejo.

El director los rechazó cortésmente con un tono solemne.

Jin procedió a refutar sus palabras con indiferencia:

—Bueno, las reglas de la escuela dicen que siempre y cuando se adquiera la debida autorización, cualquier persona puede llevar a cabo una petición, así que no debería ser un problema, ¿verdad?

Era lo que se esperaba de él.

El director se movió incómodo en su silla y su mirada parecía estar dirigiéndoles un mensaje a ellos:

—Ustedes han roto las reglas de la escuela muchas veces y ahora pretenden utilizarlas como su salvación.

El director reflexionó brevemente y decidió otorgarles su sello de aprobación. A pesar de que tenía que decirles muchas cosas a ellos, llegó a la conclusión de que era imposible que recogieran las firmas de dos tercios del alumnado en tan poco tiempo.

—No puedo darles mi apoyo, pero supongo que lesdeseo toda la suerte del mundo.

En el momento en que Sorata y los demás se prepararon para salir, el director había recuperado su compostura lo suficiente como para ser capaz de hablar normalmente.

Cuando salieron de la oficina, de inmediato comenzaron a llevar a cabo su petición al mismo tiempo que comenzaron las clases.
Se quedaron en las puertas de la escuela y empezaron a gritar:

—Por favor apoyen nuestra petición en contra de la demolición de Sakurasou.

Sus esfuerzos continuaron durante otra media hora y se detuvieron justo antes del comienzo de su primer período de clases. A pesar de que estaban en febrero, el clima todavía estaba bastante frío y todavía podían ver el vapor que salía de sus bocas mientras respiraban.

Debido a que habían pasado mucho tiempo sin hacer nada, alestar de pie en el mismo lugar, empezaron a sentir como si sus huesos estuvieran siendo perforados por el frío, sus manos estaban casi congeladas y habían perdido casi todo su sentido de la audición.

—Sorata.

— ¿Qué pasa?

— ¿No se me han caído mis orejas?

—Sé muy bien cómo se siente, pero por favor, ¡no hagas preguntas espeluznantes!

Su primer día campaña, además de haber sido extremadamente duro, resultó ser un completo fracaso.

Sólo habían conseguido tres firmas. Una de ellas era de una amiga de Misaki, HimemiyaSaori una estudiante de tercer año; mientras que los dos restantes pertenecían a dos amigos cercanos de Nanami, Takasaki Mayu y HonjouYayoi.

En conclusión, votos de amistades.

Sorata sentía como si estuvieran empezando a ser testigos de lo cruel que puede ser la realidad.

El problema más grande era que casi todos los estudiantes no sabían acerca de la situación actual de Sakurasou. Por lo tanto, recibieron poca o ninguna atención por parte del alumnado. Incluso cuando trataron de explicarles la situación, no pudieron transmitirles adecuadamente la urgencia de la situación. Para los demás estudiantes, lo que le pueda pasar a Sakurasou no es un asunto de ellos.

El hecho de que Sakurasou sea visto como un dormitorio especial para los estudiantes con problemas, ya da lugar a que muchos estudiantes intencionalmente no deseen involucrarse con la petición. En lugar de eso, observaban desde lejos, susurrando entre sí mientras los veían seguir con su inútil campaña.

—El mayor problema que tenemos a superar es la falta de interés y el segundo es la concepción errónea que tienen los estudiantes de los huéspedes de Sakurasou.
Jin analizó con calma las conclusionesde sus acciones.

—Parece que necesitamos refinar un poco nuestras tácticas.

Estaban en una posición tan inconveniente que incluso no parece como si estuvieran empezando desde cero. En cambio, es como si estuvieran empezando desde un número negativo.

Como resultado, Sorata quedó abatido y la derivadurante todas sus clases por la mañana, sintiéndose totalmente deprimido.

Cuando escuchó la campana del recreo, oyó una voz que vino del asiento en diagonal detrás de él.

—Así que, ¿consiguieron firmas?

La persona que hablófue Ryuunosuke. Parecía estar comiendo nada más ni nada menos que un enorme tomate que estaba siendo devorado con rapidez. Ningún libro o cuadernoparecían estar presentes en su escritorio, en su lugar tenía un ordenador portátil y numerosos cables de colores se extendían de este, al parecer estaban conectados a la pared del fondo.

—Tenemos tres.

Sorata respondió con frialdad, sin molestarse en mirar hacia atrás. Este cambio de actitud fue el resultado de sus palabras del día anterior.

—Ese es un resultado bastante impresionante.

—Me gustaría ver si se puede hacer algo mejor.

Sorata se dio vuelta con ira y en respuesta Ryuunosuke sacó una tabler de su bolso y se lo pasó a él.

— ¿Qué es esto?

—Cállate y mira.

Sorata bajó su mirada hacia la pantalla, odia ver algo que parecía serun documento de Word. Miró su título con confusión y lo que estaba escrito era:

Escuela Superior Suimei• Registro del Consejo Ejecutivo de la Junta Mayor.

— ¡Esto es!

Sorata levantó su mirada sólo para ver a Ryuunosuke tecleando en su portátil de nuevo, ya no le estaba prestando atención a Sorata.
—Cómo puedes ver, son las actas de las sesiones de la Junta.

—Cómo lo hiciste…

No, ni siquiera necesita preguntarle. Ryuunosuke definitivamente había entrado a los servidores de la escuela.

—Dijiste que era una pérdida de tiempo, pero lo hiciste de todos modos.

Nanami que había estado escuchando dijo eso de repente.

—No me malinterpreten. Sólo hice esto como un ejercicio para poner a prueba los servidores de la escuela.

— ¡Gracias, Akasaka!

—Simplemente dije que era sólo un ejercicio…

La mirada de Ryuunosukese reunió con la de Sorata y él lanzó rápidamente su mirada de nuevo hacia la pantalla de su ordenador portátil, evidentemente, bastante incómodo por la situación.

—Pero, ¿esto realmente está bien?

—Por supuesto. Estaba escondido detrás de numerosos caracteres extranjeros. Incluso si descubren rastros de mi entrada ilegal, nunca serán capaces de localizarme.

—Eso no es lo que quise decir.

— ¿Entonces?

—Olvídalo, no lo entenderás, incluso si te lo digo.

Nanami probablemente iba a decir algo como “¿es esto realmente algo moralmente bueno?” Sin embargo, para alguien como Ryuunosuke que prioriza el resultado final sobre los medios, cualquier intento de reprenderlo es inútil.

—Si es así, no lo menciones en primer lugar, cola de caballo. Tú me hiciste desperdiciar treinta segundos de mi precioso tiempo.

—Pero tú fuiste el que empezó…

Una discusión, evidentemente, estaba a punto de estallar, pero Sorata no tenia la intención de detenerlos.

Empezó a leer las actas de las sesiones, alejándose de la conmoción de su alrededor.

Sus ojos se fueron directamente sobre los informes relacionados con las inspecciones de seguridad de Sakurasou.

En cumplimiento de la normativa de seguridad, se recomienda que Sakurasou sea evacuado y demolido en los próximos cinco años.

—Esto… esto significa que en este momento no es necesario sacarnos.

De acuerdo con los datos antes de sus ojos, todavía tienen cinco años más.

—Si es así, entonces ¿por qué quieren demoler el lugar…?

Sorata no le preguntó a nadie en particular, luego continuó leyendoel informe que sin duda contenía las respuestas a todas sus dudas.

—No puede ser…

La verdadera razón detrás de la demolición de Sakurasou estaba escrita justo debajo de los datos de la inspección.

— ¿Kanda-san?

Sorata leyó todo el asunto en detalle y le pasó la tableta a Nanami. A pesar de que parecía bastante confusa, ella se la quitó y comenzó a navegar por el documento con movimientos torpes. Al leer el documento, su mirada se volvió penetrante.

—Como habíamos sospechado, las malas condiciones de seguridad de Sakurasou fueron sólo una excusa.

Sí, existía una verdadera razón detrás de su destrucción.

El nombre de cierta persona había aparecido muchas veces a lo largo de todo el documento.

Era un nombre que conocían muy bien.

Shiina Mashiro.

—Ahora todos saben la verdad.

Ryuunosuke dijo con calma.

—Los talentos artísticos de Shiina se pueden considerar como una especie de tesoro cultural. Por lo tanto, la Junta se sintió amenazada por el “deterioro de sus talentos usados enaburridos medios de entretenimiento como el manga. Por suerte, la mayor parte de Japón aún no ha oído hablar sobre la artista adolescente que es considerada un genio “Shiina Mashiro”, así que la situación todavía no constituye una amenaza tan grande. Pero, si la noticia de que dibuja manga se extiende por todo el mundo, es muy probable que la manipulación de los medios de comunicación haga parecer como si la Escuela Superior Suimei de Bellas Artes destruyó cualquier esperanza de mejorar sus talentos artísticos. Por supuesto, si esto llegara a suceder, la escuela recibiría un golpe letal y la responsabilidad, obviamente, sería del Consejo. Por lo tanto, tomaron la decisión de destruir Sakurasou, que fue visto, evidentemente, como una mala influencia para ella. Todo tiene que ser resuelto antes de que haya una fuga de información al público…” o al menos, ese parece ser el caso.

Ryuunosuke parecía realmente cansado y suspiró.

—El uso de las malas condiciones de seguridad del edificio es sin duda un encubrimiento para poder manejar el asunto de la forma más discretamente posible. Si fueran a mover a Shiina, otros definitivamente se darían cuenta, por lo que optaron por usar este método para proteger la reputación de la escuela. Es realmente un problema muy estúpido. Antes de hacer todas estas cosas inútiles, por lo menos deberían mejorar el firewall de los sistemas de la escuela.

— ¡Espera un segundo! ¡La carrera de Shiina como mangaka no tiene nada que ver con Sakurasou!

La razón por la que Mashiro vino desde Inglaterra fue para convertirse en una artista del Manga. Todo es un gran malentendido.

—Incluso si lo que dices es cierto, en este punto, ya no importa. Lo que importa es lo que piense el Consejo.
.
— ¡Voy a explicarle todo al director!

Justo cuando Sorata estaba a punto de ponerse de pie y salir corriendo, Ryuunosuke lo detuvo.

—No hagas eso.

— ¡Por qué no!

—Si yo fuera el director y tu irrumpieras de repente en mi oficina con furia, me gustaría preguntar: ¿Y de dónde has sacado esa información?

—…

—Estoy seguro de que no tienesla intención de decir algo como “Yo hackee los servidores de la escuela y miré las actas de las sesiones de la Junta”
—Si dices esas cosas, la situación probablemente sólo empeorará.

Nanami preocupada trató de calmar a Sorata.

—…Ya lo sé.

Sorata apretó sus dientes en un intento de controlar sus emociones.

Ayer, Jin había detenidoa Misaki que se preparabapara lanzarse a confrontar el director. Le dijo que no debería atraer más problemas… y también discutió la estrategia más directa que podían seguir en este momento, es decir, mediante la recolección de firmas.

—Además, incluso si no le dices nada, estoy seguro de que Chihiro-sensei ya le ha intentado explicar que el hecho de Shiina se convirtiera en una mangaka no tiene absolutamente nada que ver con la influencia de Sakurasou.

Ryuunosuke conservó la calma, como siempre.

—Sé que es desagradable, pero estoy de acuerdo con Akasaka-san. Después de leer las actas de las sesiones, la razón por la que nuestra Sensei nos dirigió unas pocas palabras es por los hechos quemotivan el derribamiento de Sakurasou. Si se han fijado bien, Sakurasou ha sido mencionado en sus informes desde noviembre del año pasado.

Esa fecha coincide con el debut de Mashiro en una revista de manga shoujo. Probablemente no sea una coincidencia.

Ahora que sabían casi todo acerca de la situación, ellos también entienden por qué Chihiro se había mantenido en silencio intencionalmente. Fue debido a que Mashiro era la causa de todo.

—Sin embargo, ¿¡esto no es un poco extraño!?

—Hay muchas cosas extrañas en este mundo. Esto se debe a que hay una sobreabundancia de personas que creen que sus opiniones son absolutamente correctas y estas personas coincidentemente resultan tener algún tipo de posición muy importante.

— ¡¿Cómo puedes estar tan calmado?!

—Uno no puede tomar la decisión correcta en cualquier situación sin antes mantener la calma. Además, no debes, al menos, ¿sentirte feliz?

— ¡¿porque debería estar feliz?!
—Ahora conocemos cual es la verdadera razón detrás de todo esto. Si volvemos atrás, sabremos cómo salvar Sakurasou.

—…

Sorata lo sabía incluso sin que Ryuunosuke selo dijera. En realidad hay una manera de asegurar lasupervivencia de Sakurasou. Esa solución había aparecido en su cabeza inmediatamente después de haber descubierto la razón detrás de todo esto. Mashiro es la causa de todo esto…

—Dado que los dos de repente se han quedado en silencio, voy a suponer que se han dado cuenta de lo que estoy hablando.

— ¡No podemos hacer algo así!

Nanami replicó, dejando salir sus emociones. Sin embargo, la expresión de Ryuunosuke se mantuvo sin cambios y se limitó a poner en palabras el pensamiento que estabaen sus mentes.

—No necesitamos recoger firmas, sólo tenemos que dejar salir a Shiina de Sakurasou.

— ¡Cállate!

La ira de Sorata al instante comenzó a hervir.

—Aquellas personas en la Junta están esperando que los talentos de Shiina puedan desarrollarse adecuadamente, de acuerdo con su lógica retorcida, tiene que irse de Sakurasou. Es una buena oportunidad para hacerlo, debo admitirlo.

— ¡Te dije que te callaras!

Sin pensar, Sorata movió su brazo y agarró el cuello de Ryuunosuke.

—Espera un segundo, Kanda-san.

Habían causado una conmoción, atrayendo la atención de sus compañeros de clase. Sus miradas se posaron dolorosamente en él.

—Si se sienten incómodosal darle la noticia a Shiina, lo haré yo mismo.

— ¡No lo hagas!

—No te entiendo. La solución está delante de tus ojos, ¿Los estás usando? Recuerdo lo que dijiste ayer, tienes otras cosas en lasque debes centrarte. Una vez que este problema se resuelva, eres libre de trabajar en tu propuesta de todo lo que quieras.
—Akasaka, ¿cómo podría siquiera pensar en hacer algo así?

—Esta es simplemente la única decisión correcta.

—Pero, ¿¡Pero eso no tiene sentido!?

—Sakurasou sobrevivirá y Kanda tendrá un problema fuera de sus manos. ¿No es eso suficiente para ustedes? ¿Qué más se puede pedir?

—…

Ryuunosuke le dio una de simpatía a Sorata.

—No quiero que nadie desaparezca. Ni Shiina, ni Aoyama, ni Misaki-senpai, ni Jin-senpai, ni Chihiro-sensei… y por supuesto, Akasaka, espero que todos ustedes puedan seguir en Sakurasou. Debido a que todos ustedes son mis amigos, los más importantes para mí.

Ryuunosuke pareció estar sorprendido por un breve momento. Podría haber sido sólo la imaginación de Sorata.

—Pues bien, déjame preguntarte…

Ryuunosuke vaciló.

— ¿Ahora qué?

—Kanda, las personas importantes de las que hablas… ¿son tus relaciones con ellos tan frágiles que se disiparían facilmente con sólo derribarun edificio?

—Por supuesto que no.

—Esas relaciones son superficiales, posiblemente desaparezcan lo suficientemente rápido, no importa cómo se mire.

—Acabo de decir, ¡por supuesto que no!

—Si es así, entonces no importa si Sakurasou desaparece, o si alguien se va de Sakurasou, no debería ser en gran parte un inconveniente para ti. Cualquier persona que se aleje, no será un problema en absoluto.

—…

—Además, si pensamos en ello, lógicamente, no creo que ocultarle información a la persona en cuestión es algo que haga un verdadero “amigo”, basado en lo que has dicho anteriormente.

Sorata quedó mudo, no tiene nada con que contrarrestar el argumento de Ryuunosuke. Cuando se trata de razonar, nadie puede vencer a Ryuunosuke. Sorata sabía eso muy bien, pero cuando se dio cuenta de lo que estaba pasando, la conversación iba en el camino que Ryuunosuke quería.

La mano que sujetabasu cuello se hundió lentamente y lo dejó ir.

—No debes olvidar el hecho de que incluso si salvas Sakurasou, la mitad de los residentes se irán el próximo año.

Misaki-senpai y Jin-senpai se van a graduar.

Pero, ¿quién era la otra persona?

—Akasaka-san, no me digas que estás planeando irte.

Ryuunosuke suspiró, decepcionado ante la pregunta de Nanami.

—Parece que tenemos a otra idiota por aquí.

— ¡Qué! ¿¡Qué dijiste!?

—La otra persona que se va a ir. Eres tú, cola de caballo.

— ¿Eh?

— ¿¡Qué!?

Sorata y Nanami exclamaron al mismo tiempo.

—Si pasas las audiciones, te reclutaran oficialmente.

—Sí.

—Por lo tanto, el próximo semestre será diferente, vasa estar menos cargada financieramente, ya que no tendrás que pagar tuslecciones de entrenamiento de voz por más tiempo. A pesar de que sin duda alguna enfrentaras dificultades cuando empieces a trabajarcomo seiyu, con simplemente tener trabajos de medio tiempo debería ser suficiente para poder mantenerte a sí misma.

—…

—Así que no tendrías ninguna razón para continuar viviendo en Sakurasou. Lo que significa que volveras a los dormitorios normales.

—…

Nanami se mordió el labio inferior como si tratara de controlarse a sí misma, era la evidencia de que había comprendido el significado de las palabras de Ryuunosuke.

Por el contrario… aunque Sorata no deseaba contemplar esa posibilidad, si llegase a fallar Nanami en sus audiciones, ella tampoco seguiría viviendo en Sakurasou.

Esto se debía a que Nanami había hecho una promesa con su padre de que iba a volver a Osaka si llegaba a fallar en sus audiciones. Obviamente, si eso llegara a suceder, ella no sería capaz de seguir en Sakurasou.

Si Nanami llegase a fallar sus audiciones, puedeque opte continuar sus estudios en Suiko, existiendo una posibilidad de que ella siga en Sakurasou. Pero Sorata no quería imaginar un futuro como ese para ella. Nanami quería pasar sus audiciones, por lo que no estaba dispuesto a considerar siquiera esta situación. Aun así, era cierto que Nanami no tendría ninguna razón para continuar en Sakurasou si tuviera éxito.

—No me malinterpretes, cola de caballo. Sakurasou no es un lugar en el que sólo puedas permanecer por tu propio capricho. En caso de que lo hayas olvidado, se supone que debe ser una guarida para los estudiantes problemáticos. Si no hay ningún problema contigo, entonces no tienes un lugar allí.

—…

—Si realmente no has considerado esto, entonces te sugiero que lo consideres ahora y piensa seriamente en lo que vas a hacer en el futuro. Todos los grupos de amigos con el tiempo se dispersan y colapsan, como siempre lo hacen. Si es así, entrar a los dormitorios normales junto con todos los demás puede ser la mejor decisión después de todo. ¿O estoy equivocado?

—…

Las palabras de Ryuunosuke habían eliminado por completo cualquier argumento.

—Sakurasou será destruido, losde tercer año se graduaran, cola de caballo se va a ir. El tiempo que nos queda es corto, por lo que si me permiten ser un poco cliché, creo que, Kanda, debe gastar su tiempo en crear más recuerdos con los demás en lugar de gastar su tiempo en cosas inútiles como esta petición que estás haciendo en este momento.

La mente de Sorata se arremolinaba. El problema de la inminente demolición de Sakurasou ya era suficiente para empujar su cerebro al límite y con la inminente partida de Nanami el próximo año añadiendo eso, él ya no estaba seguro de lo que necesitaba seguir protegiendo. Lo más importante era que fue aplastado emocionalmente.

—Lo he dicho muchas veces y lo diré de nuevo, hay una manera de salvar Sakurasou.

Ryuunosuke habló, como si estuviera asesorándolos.

— ¡Cállate!

—Si utilizas la salida de Shiina como moneda de cambio, hay una posibilidad de que puedas ser capaz de convencer a la Junta.

— ¡Te dije que te calles!

—No importa lo mucho que lo niegues, la razón por la Sakurasou va a ser destruido es Shiina. Esa es la única cosa que puede cambiar esta situación.

Sorata lo entendía muy bien, pero no estaba dispuesto a aceptar la verdad de sus palabras. Los talentos de Mashiro le pertenecían a ella y su esfuerzo no era diferente. Fue por su decisión que ella dirigió esos talentos hacia el arte de dibujar manga, es su privilegio, es su derecho como persona para hacerlo y no por el mero beneficio de otra persona, no era algo que podría ser simplemente retorcido y manipulado por el bien de la reputación de otra persona.

Todos los productos de los esfuerzos de Mashiro hasta ahora podrían no sólo ser egoístamente puestos a un lado por la gente que apenas si la entendía.

Todas estas cosas parecían claras para Sorata, sin embargo, no parecen ser claras para los demás. Él simplemente no podía aceptar eso, y él gritó:

— ¿Por qué no puedes entender algo tan simple como esto?

—Ah.

Nanami que había movido momentáneamente su mirada hacia el pasillo parecía haber notado algo.

—Mashiro.

Sorata miró rápidamente hacia el pasillo, con la sola mención de ese nombre.

Mashiro caminaba en silencio en el aula.

— ¿Escuchaste…nuestra conversación?

Sorata habló con un tono entrecortado, con toda la fuerza que pudo reunir.

—Sorata.

Él sintió que su cuerpo fue sacudido al ser llamado por su nombre, como si fuera impactado por un rayo. ¿Qué pensara Mashiro si escuchara su conversación?

¿Cómo se sentiría?

El corazón de Sorata comenzó a latir con tanta fuerza dentro de su pecho que empezó a dolerle. Sin embargo, de alguna manera no podía apartar su mirada de ella. No podía escapar, era como una fuerza invisible.

—Sorata, el bloc de notas.

— ¿Hmm?

Sorata creció un poco nervioso por el giro inesperado de los acontecimientos.

—Cuaderno.

¿De qué estaba hablando Ella?

Del mismo modo que ese pensamiento cruzó por su mente, se dio cuenta de que había otra chica detrás de Mashiro. Era pequeña y delgada, siendo más baja que Mashiro por lo menos media cabeza. Su largo cabello estaba atado en una cola de caballo que se dividió en dos al final y este estilo de peinado se mantuvo unido por una sola banda de goma. Cuando sus miradas se encontraron, ella sonrió cortésmente y se inclinó en señal de saludo.

— ¿Puedo saber quién es?

—Shiho.

— ¿No puedes deshacerte de ese hábito tuyo? Decir los nombres de los demás sin ningún honorífico. Es demasiado abrupto, ves, incluso Shiho-san está en shock.

—No, ella no lo está.

—Sí que lo está, mírala. ¡Mira de cerca!

La estudiante llamada Shiho tenía su boca fija en una curiosa sonrisa.

—De todos modos, no olvides usar honoríficos adecuados al hablar con los demás… como “-san”, “-senpai” o “-kouhai”, ¿lo entiendes?

—No me trates como una idiota. Hago uso de los honoríficos con ciertas personas.

—Hmm, ¿Quiénes son esas personas?

Sorata nunca había oído que dijera algo por el estilo.